Duerme Trastu, leoncito mío

Mi leoncito se apagó.
Lo vi apagarse y no pude hacer nada.
Podía, pero cómo iba a hacerle eso a mi salvajito.
Alargarle una vida incompleta durante un par de años…

¡ATENCIÓN!

Este es un poema visual dedicado a un compañero. Si te molesta algo de lo que aparece aquí no te molestes en hacérmelo saber. Así de sencillo.

Mi leoncito se apagó.
Lo vi apagarse y no pude hacer nada.
Podía, pero cómo iba a hacerle eso a mi salvajito.
Alargarle una vida incompleta durante un par de años…

Trastu era libre y salvaje.
Mi leoncito.

Duerme Trastu.

Bajo una higuera, entre pinos, duerme mi leoncito.

Trastu camina conmigo…

Reportaje fotográfico de Joan Vidal © 2018 

Con la asistencia de Joan Pau

OcéanoInfierno

El Dandy Punq

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.