Hitler posing to a recording of one of his speeches after his release from Landsberg Prison. (Photo by Heinrich Hoffmann/Getty Images)

Mi país (3)

CXzrE9NWEAQnjUi

Pues esto, amiguitas y amiguitos, es el nivel humano de algunos de los que quieren la independencia. Basura humana. Lo peor de la especie. ¡Y tienen estudios! Lo que viene a corroborar la Ley de la Mierda Humana: el porcentaje de mierda humana que hay en grupos no seleccionados cualesquiera de personas suficientemente grande es inmutable. Todavía está en discusión cuál es el porcentaje exacto dado que los criterios para determinar qué es y no es mierda humana son difusos.  Observadores sesgados siempre verán en sus enemigos un porcentaje mayor de mierda humana.

Lamentablemente para ellos, este porcentaje es una constante universal que llevamos todos en nuestro código genético, perdido en alguna cadena de la basurilla del ADN que no codifica nada… O no lo sabemos ver.

¿Pueden creer que hay gente que respeta a los sujetos que han escrito los tweets de arriba? Gente normal, digo.

Aunque, bien mirado, no es gente normal. Es la misma gente que apoyó a Hitler. La misma que apoyó a Stalin. La misma que apoyó a Pol Pot. La misma que apoyó a Franco. Me refiero a esa gente que en países aparentemente normales empiezan matanzas y genocidios con un pequeño esfuerzo mediático.

Recordemos Bosnia, Ruanda, Montenegro, Indonesia… Los más recientes. Gente aparentemente de bien usando ese lenguaje que ya sabemos dónde conduce: listado de traidores, antes catalán qCXzW4-BUAAMESmuue persona, puta traidora…

Leyendo los tweets que aparecen superpuestos en los debates panegíricos de la independencia puedes ver el odio que rezuman algunos; la caza de brujas que se avecina.

Sí, caza de brujas.

Y yo, claro, soy una bruja. Un traidor.

Ya se empieza a extender incluso un código secreto en Twitter para iniciados. DUI, por Declaració Unilateral d’Indepèndencia. Muy similar a DIU (Dispositivo IntraUterino). MHP, por Molt Honorable President. O por Maldito Hijo de Puta, vete tú a saber… Hashtags tipo #traïdors, #invasors, #CUPestafa, #botiflers, #grantraïdora

Que sí, que sí, estáis leyendo bien.

Y mientras, España, esa Madre que reclama proteger a todos sus súbditos y velar por el bien de toooodos, sigue enrocada en una postura absurdamente inmovilista y devorada por la corrupciótuits_0n institucional de unos liberales de pacotilla que lo único que han sabido hacer es mamar de Mamá Estado y asegurarse de que dejaban todos sus despilfarros presentes y futuros pagados a costa de la hipoteca de tooooodos. La deuda pública. Para rescatar a los bancos. Para pagar chalets. Para pagar cochazos. Para pagar putas, farlopa, ropitas, joyas, cenas, puros, viajes… ¡Qué cojones! ¡Això està tot pagat!

Y la mayoría estamos en medio. Traidores a ambas patrias. A España y  Catalunya. Asqueados de ambas patrias. Del concepto de patria.

De la puta patria que nos parió.jxs_4_0

Esa que nos abandonará cuando toque. Cuando esté en las manos equivocadas. Lo que quería evitar la CUP. Que estuviera en las mismas manos que siempre.

Si ellos y ellas, las Candidatures d’Unitat Popular, no hubiesen sucumbido a esa presión patriótica aún conservaría cierta esperanza. La esperanza (muy remota, debo decir) de que Catalunya pueda obtener un encaje adecuado y libre en España de manera que todos podamos avanzar hacia una sociedad más próspera, justa y sostenible. Y todos incluye a los catalanes, las españolas, los ecuatorianos, las senegalesas, las rumanas, los dominicanos, las marroquíes y quien quiera que viva y socialice aquí.

Pero elegir patria antes que personas. Antes que la posibilidad de crear un nuevo proyecto con nuestros hermanos españoles…

Sí, amiguitas y amiguitos: hermanos y hermanas. ¿O se creen que el millón de andaluces catalanes consideran a los españoles enemigos? ¿O que los millones de catalanes que tienen familia en el resto de España los considera enemigos?

Y luego se indignan porque el rey no los recibe o no le agradecen los servicios prestados a Mas. La leche… Como esas parejas que no tienen motivos para romper pero transforman cada evento en una afrenta. Como cuando los nazis inventaban matanzas contra alemanas y alemanes en territorios donde eran minoría. Y leyendas de judíos depravados solitarios que violaban a las dulces niñas germanas.

Lo gracioso, es que en la contraparte, es decir, la caverna mediática española, no hace más que dar motivos y justificaciones a la independencia. Me viene a la cabeza el logo de Levi’s, donde una par de caballos tiran en sentidos opuestos de un tejano. Para mostrar la resistencia del pantalón.

Al final, va a resultar que la educación catalana ha logrado inculcar que Catalunya sólo hay una grande y libre nación. Que el concepto Catalunya está por encima de cualquier otro asunto. Que en Catalunya sólo caben catalanes.

Así, sutilmente.

original_568676ea393f0Siempre pensé en lo interesante que sería poder vivir un momento histórico.
Histórico de verdad.

Creí que había sido Internet. La exploración espacial. La explosión de la Tecnología.

Me temo que viviré otro tipo de momento histórico. Confío en que no sea de esos momentos históricos que todos dicen que debemos recordar para no repetir.

Y mientras, ya se puede leer libremente “Mein Kampf” en Alemania.

¡Marcelo, dí algo!

Captura de pantalla 2016-01-15 a las 1.41.45

Qué país.

(El que prefieras…)

Pues aquí vivo yo con otros millones de personas que no podemos hacer nada en este debate porque tenemos nuestras vidas pendientes de vivir.

En el fondo, aquí de lo que se habla es de pagar nosotros el recambio de mamones del estado. Pagarle a la burguesía la guerra contra la nobleza. Mantener nuestro condado, La Comarca. Nos han vendido esa batalla épica con banderas libertarias para encubrir el mismo afán de rapiña que los otros. Pero la patria está primero…

Basura Humana.

OcéanoInfierno

Un Anunnaki Punk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.